Si esperas encontrar la fórmula mágica que te ayude a elevar los posts de tu blog a lo más alto en los resultados de Google, estás muy equivocado. No es porque no quiera dártela, es que no existe. Lamento decirte que escribir contenido para SEO no es tarea fácil. Google actualiza su algoritmo con tal frecuencia que es imposible dar con los factores que determinan el criterio de posicionamiento que lleva a cabo.

Tranquilo que no está todo perdido. Hoy te doy unos consejos sobre algunos de los aspectos clave que te ayudarán a que tu contenido tenga más probabilidades de posicionar en los motores de búsqueda. Conseguirás que Google valore positivamente tu contenido y este es, sin duda, el primer paso hacia la primera página.

Qué es contenido SEO

El marketing digital se divide en varias ramas, siendo una de ellas el marketing de contenidos. Aquí es donde cobra especial importancia el valor y la calidad del contenido que publicas. Es importante destacar que, si el contenido no es relevante para tu buyer persona, de nada sirve. No tiene sentido crear contenido a ciegas por el simple hecho de posicionar en Google si no sabes si será de interés para tu cliente ideal. Por tanto, primero empieza por conocer a la persona a la que vas a dirigir tu contenido.

El contenido SEO puede encontrarse en muchas formas, aunque normalmente lo relacionamos con las publicaciones del blog. Las páginas de productos también pueden crearse con el fin de posicionar, aunque este tipo de textos se diferencian del contenido del blog, se les conoce como copywriting.

Por qué es tan importante generar contenidos para SEO

Existen dos objetivos muy importantes que a su vez se diferencian entre sí:

Si buscas escribir contenido para tu blog, tu propósito final es conseguir más tráfico, es decir visitas. 

Si tu intención es escribir un texto de tu web, aunque busques un posicionamiento SEO igual que en el caso anterior, tu finalidad es atraer clientes potenciales.

Es importante destacar que no todo contenido que posicione en los motores de búsqueda haya sido redactado con fin SEO. Puede que simplemente genere bastante tráfico y eso Google lo evalúa muy positivamente porque entiende que es un contenido relevante que satisface la intención de búsqueda de los internautas.

El factor común en ambas situaciones es optimizar el posicionamiento orgánico de la web a través de la optimización del contenido. Como ya he comentado no es nada fácil, pero tampoco imposible. Eso sí, el SEO no entiende de prisas y los efectos empiezan a notarse a medio/largo plazo. 

Creo que queda claro así que ¡vayamos al grano!

10 aspectos clave para redactar contenido SEO

1. ¿Por qué palabra clave (keyword) quieres posicionar?

Haz una búsqueda de palabras clave:

Las palabras clave son aquellos términos que los usuarios utilizan para hacer consultas en internet.

Evita en la medida de lo posible que varias páginas de tu web compitan por la misma keyword, si no acabarán compitiendo por la misma palabra a ojos de Google. Cada página debe posicionar por una única palabra clave, ni más ni menos.

Existen distintos tipos de keyword. La keyword principal, secundaria, long tail, branded, y muchas variantes más así que considera incluir sinónimos semánticos para no utilizar siempre la misma. Google se pispa y te puede penalizar si sobresaturas el post con la misma palabra.

¿Y cómo hago la búsqueda de las keywords?

Existe un amplio abanico de herramientas para hacer tu investigación de palabras clave. Aunque las mejores plataformas son de pago, hay algunas gratuitas que si vas a utilizarlo de manera esporádica, no están nada mal:

Gratuitas: Answer the Public, Keyword tool, Ubersuggest

De pago tienes Semrush, Ahrefs, Sistrix, entre otras.

2. Determina la intención de búsqueda

Ya tienes tu palabra clave, pero ¿qué pretende conseguir el usuario con ella? Antes de ponerte a escribir debes tener claro cuál es la intención del contenido, qué finalidad buscas satisfacer. 

¿Quieres simplemente informar?

¿O buscas una acción? ¿Una suscripción, una descarga, una llamada o una venta?

Intencion de busqueda de la keyword

3. Piensa en el tema que vas a tratar

Ya tienes el eje del contenido, pero ¿cómo lo vas a desarrollar? Define la idea que quieres desarrollar teniendo siempre en cuenta el interés de tu audiencia. Esto es fundamental y te aconsejo te ayudes de herramientas SEO para ver si esa palabra clave tiene un gran volumen de búsqueda y te atraerá tráfico.

4. Investiga a tus competidores

Dedica tiempo a estudiar qué hace tu competencia, el formato que utilizan y el valor de dicho contenido. Pero no te confundas. Investigar a tu competencia no es copiar sino descubrir carencias para así ofrecerlas en tu contenido, creando una versión más actualizada y completa.

investiga a tus competidores

5. Contenido SEO friendly

Ya te he comentado que el lenguaje y uso de términos debe ser claro y sencillo para tu audiencia. Este es uno de los factores que los motores de búsqueda consideran más importantes para el posicionamiento orgánico.

6. La longitud importa

El famoso dilema de la extensión. 

Está claro que depende del tipo de contenido. Si es un formato más visual como el de las redes sociales, tiene más sentido que predominen los elementos visuales sobre las palabras. En cambio, si optas por blogposts, artículos o el contenido web de tu página de servicios, debes tener en cuenta la longitud del contenido. Una de las típicas preguntas es ¿cómo de largos tienen que ser los artículos del blog para que posicionen bien? Según un estudio de Backinko, la extensión media de un resultado en la primera página de Google es de 1.890 palabras.
Ahí lo dejo :). 

7. Enlazado interno y externo

¿Conoces esos enlaces que se añaden sobre un texto? Se llaman hiperenlaces y pueden ser internos o externos y Google los valora mucho. Sin embargo, no los valora a nivel cuantitativo, cuanto más mejor, sino que valora la calidad y la integración de estos.

Los enlaces a páginas externas a tu web pueden ayudar o deteriorar tu posicionamiento. Si estos se insertan alrededor de un contexto que explique el porqué de ese enlace, no tienes por qué preocuparte. Igualmente, los inter-enlaces o enlaces internos, ayudan a dar valor a esas páginas de tu web y además ayudan al lector a quedarse más tiempo en tu página, saltando de una sección a otra.

8. Estructura el texto

No me refiero a que el artículo tenga una introducción y conclusión, que también. Sino que esté bien formateado. Es decir, el uso de subtítulos que separan distintos conceptos, frases cortas, evitar un uso repetitivo de un término entre otros. Esto aporta fluidez al artículo llamando la atención del lector y favoreciendo la lectura con el fin de reducir la tasa de rebote.

Con la ayuda de Yoast SEO, una herramienta de WordPress, mejorarás esos elementos que ayudan a que un texto sea ligero de leer y ayude a una lectura fluída. Además de sus características para añadir las famosas etiquetas HTML: meta title, meta description y el slug de tu URL. El slug es la estructura de la dirección URL de la página.

9. Añade recursos gráficos

Está probado que el uso de imágenes, videos o cualquier otro elemento visual, como infografías o gráficas, generan una mayor interacción en los usuarios. No solo porque facilita la lectura y ayuda a su comprensión, sino porque como bien se dice: “una imagen vale más que mil palabras”.
Y por si no lo sabías las imágenes también pueden optimizarse para SEO. Como lo oyes, desde el punto de vista del SEO, está comprobado que a través de las imágenes un artículo se posiciona mejor.

10. Revisa antes de publicar

Una vez llegados a este punto, siempre revisa antes de publicar. Ni una y dos, sino varias veces e intenta que no sean seguidas. Lo ideal es dejar un día entre medias desde la finalización de tu post. Revisar en frío te ayudará a ver errores que no habías detectado antes. 

Haz uso de editores online o simplemente saca ventaja del corrector de tu editor de texto. Evitarás fallos tontos con un solo clic.

Finalmente te aconsejo compartir tu nuevo post en redes sociales y en tu newsletter. Estos canales sirven de recomendación y ayudan a dar visibilidad a tu creación además de mandar tráfico a tu web. Recuerda que si hay visitas es porque vale la pena.

compartir en redes sociales

Ya ves que el posicionamiento orgánico es una tarea de mucha dedicación y muy cambiante. Además de estos aspectos, existen muchos otros que no solo dependen del trabajo de tu web, y que se trabajan de manera externa, pero eso te lo contaré más adelante. Ten por seguro que lo que siempre tendrá valor es que el contenido sea relevante y de calidad para el público objetivo al que te dirijas.

Y tú, ¿has venido teniendo en cuenta estos aspectos a la hora de elaborar el contenido de tu blog?, ¿los conocías todos? Cuéntame que te leo 🙂

Sonia - Autor del blog

Por Sonia Correas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *