Te abro las puertas de Google para que tu negocio sea rentable

Esto de abrir puertas viene de familia. Y te cuento por qué.

Mi padre ha trabajado toda su vida como cerrajero: creando verjas para ventanas, cerramientos, vallas de casas (entre otras muchas otras cosas). Era uno de esos cerrajeros que te las diseñaba a medida con forja. De esos que ya no quedan. Él y mi abuelo eran de los pocos que moldeaban el hierro como ellos por la zona.

Por cierto, soy de la tierra de Don Quijote, La Mancha. Concretamente de Toledo, la antigua capital de España durante un período allá por el siglo XVI.

Te abro las puertas de Google para que tu negocio sea rentable

Te abro las puertas de Google para que tu negocio sea rentable

Esto de abrir puertas viene de familia. Y te cuento por qué.

Mi padre ha trabajado toda su vida como cerrajero: creando verjas para ventanas, cerramientos, vallas de casas (entre otras muchas otras cosas). Era uno de esos cerrajeros que te las diseñaba a medida con forja. De esos que ya no quedan. Él y mi abuelo eran de los pocos que moldeaban el hierro como ellos por la zona.

Por cierto, soy de la tierra de Don Quijote, La Mancha. Concretamente de Toledo, la antigua capital de España durante un período allá por el siglo XVI.

Esto de abrir puertas viene de familia. Y te cuento por qué.

Mi padre ha trabajado toda su vida como cerrajero: creando verjas para ventanas, cerramientos, vallas de casas (entre otras muchas otras cosas). Era uno de esos cerrajeros que te las diseñaba a medida con forja. De esos que ya no quedan. Él y mi abuelo eran de los pocos que moldeaban el hierro como ellos por la zona.

Por cierto, soy de la tierra de Don Quijote, La Mancha. Concretamente de Toledo, la antigua capital de España durante un período allá por el siglo XVI.

Esto de abrir puertas viene de familia. Y te cuento por qué.

Mi padre ha trabajado toda su vida como cerrajero: creando verjas para ventanas, cerramientos, vallas de casas (entre otras muchas otras cosas). Era uno de esos cerrajeros que te las diseñaba a medida con forja. De esos que ya no quedan. Él y mi abuelo eran de los pocos que moldeaban el hierro como ellos por la zona.

Por cierto, soy de la tierra de Don Quijote, La Mancha. Concretamente de Toledo, la antigua capital de España durante un período allá por el siglo XVI.

No te confundas, esto no va de la historia de España, va de mi propia historia: mi padre, cerrajero, Toledo.

¿Sigo?

Bien, ¿y por qué te cuento todo esto? Porque mi padre, de algún modo, influyó en mi emprendimiento.

La crisis del 2008 impactó a muchos empresarios, incluido mi padre. Durante un cierto tiempo lo pasó mal, fatal. Apenas facturaba para pagar la cuota de autónomos. De risa.

Aún recuerdo sus palabras: “Estudia medicina que está muy bien mirao y vivirás muy bien. Ah, y nunca emprendas”.

(Como puedes deducir, no le hice mucho caso).

No te confundas, esto no va de la historia de España, va de mi propia historia: mi padre, cerrajero, Toledo.

¿Sigo?

Bien, ¿y por qué te cuento todo esto? Porque mi padre, de algún modo, influyó en mi emprendimiento.

La crisis del 2008 impactó a muchos empresarios, incluido mi padre. Durante un cierto tiempo lo pasó mal, fatal. Apenas facturaba para pagar la cuota de autónomos. De risa.

Aún recuerdo sus palabras: “Estudia medicina que está muy bien mirao y vivirás muy bien. Ah, y nunca emprendas”.

(Como puedes deducir, no le hice mucho caso).

No te confundas, esto no va de la historia de España, va de mi propia historia: mi padre, cerrajero, Toledo.

¿Sigo?

Bien, ¿y por qué te cuento todo esto? Porque mi padre, de algún modo, influyó en mi emprendimiento.

La crisis del 2008 impactó a muchos empresarios, incluido mi padre. Durante un cierto tiempo lo pasó mal, fatal. Apenas facturaba para pagar la cuota de autónomos. De risa.

Aún recuerdo sus palabras: “Estudia medicina que está muy bien mirao y vivirás muy bien. Ah, y nunca emprendas”.

(Como puedes deducir, no le hice mucho caso).

Hoy es el cerrajero más reputado y demandado de la provincia de Toledo. ¿Y sabes gracias a qué?

A dos cosas muy importantes:

No tiró la toalla. Se reinventó. Imagínate a un hombre sin estudios universitarios, con más de 50 años, poniéndose a estudiar en Internet, a ver cursos online. Lo que hizo fue aprovechar su vasta experiencia y trayectoria para dirigirla a otra salida posible. No tenía nada que perder. Y así pasó a convertirse en cerrajero 24 horas. Uno de los mejores, ojo. Chapó. Eternamente orgullosa de él.

Y la otra cosa clave a tener en cuenta es que se hizo amigo de Google. Hasta tal punto que a día de hoy es su mejor aliado. Su socio. Su comercial.

No tiró la toalla. Se reinventó. Imagínate a un hombre sin estudios universitarios, con más de 50 años, poniéndose a estudiar en Internet, a ver cursos online. Lo que hizo fue aprovechar su vasta experiencia y trayectoria para dirigirla a otra salida posible. No tenía nada que perder. Y así pasó a convertirse en cerrajero 24 horas. Uno de los mejores, ojo. Chapó. Eternamente orgullosa de él.

Y la otra cosa clave a tener en cuenta es que se hizo amigo de Google. Hasta tal punto que a día de hoy es su mejor aliado. Su socio. Su comercial.

Y esta historia personal y tan cercana
de mi padre despertó algo en mí.

Y esta historia personal y tan cercana
de mi padre despertó algo en mí.

Quería ayudar a otros empresarios y empresarias a reinventarse como lo hizo mi padre. A seguir creyendo en su potencial e ideas de negocio. A acompañarles en este mercado tan saturado gracias a la digitalización y el mundo online.

Y digo gracias, porque tu competencia es importante. Porque siempre hay competencia a la que analizar de cerca, de la que inspirarte, o no. Probablemente sea lo segundo. Pero también algo más: a aliarte con ella y crear cooperación.

Y así es cómo yo, he adoptado el rol de la apertura de puertas en el gran universo de Google.

¿Quieres más?

Quería ayudar a otros empresarios y empresarias a reinventarse como lo hizo mi padre. A seguir creyendo en su potencial e ideas de negocio. A acompañarles en este mercado tan saturado gracias a la digitalización y el mundo online.

Y digo gracias, porque tu competencia es importante. Porque siempre hay competencia a la que analizar de cerca, de la que inspirarte, o no. Probablemente sea lo segundo. Pero también algo más: a aliarte con ella y crear cooperación.

Y así es cómo yo, he adoptado el rol de la apertura de puertas en el gran universo de Google.

¿Quieres más?

¿Qué más te puedo contar sobre mi marca personal, Sonia Coma?

Sonia es el nombre que eligió mi hermana cuando le dijeron que iba a tener una hermanita. Allá por el año 89, a mi hermana le encantaba la serie del gato Isidoro. Como su padre se llamaba como su dibujo favorito, decidió llamarme Sonia (como la gata de la que se enamora ese personaje animado). 

Y Coma, no es mi apellido real. 

Coma viene de las dos sílabas de mis apellidos: Correas, mi apellido paterno y Marín, el apellido de mi adorable madre. 

Coma. Que a su vez es un signo de puntuación muy importante en mi negocio. Una pausa cambia por completo el mensaje.

C’est tout!

Sí, porque siento que too much talking, así que…

¿Qué más te puedo contar sobre mi marca personal, Sonia Coma?

Sonia es el nombre que eligió mi hermana cuando le dijeron que iba a tener una hermanita. Allá por el año 89, a mi hermana le encantaba la serie del gato Isidoro. Como su padre se llamaba como su dibujo favorito, decidió llamarme Sonia (como la gata de la que se enamora ese personaje animado). 

Y Coma, no es mi apellido real. 

Coma viene de las dos sílabas de mis apellidos: Correas, mi apellido paterno y Marín, el apellido de mi adorable madre. 

Coma. Que a su vez es un signo de puntuación muy importante en mi negocio. Una pausa cambia por completo el mensaje.

C’est tout!

Sí, porque siento que too much talking, así que…

¿Qué más te puedo contar sobre mi marca personal, Sonia Coma?

Sonia es el nombre que eligió mi hermana cuando le dijeron que iba a tener una hermanita. Allá por el año 89, a mi hermana le encantaba la serie del gato Isidoro. Como su padre se llamaba como su dibujo favorito, decidió llamarme Sonia (como la gata de la que se enamora ese personaje animado). 

Y Coma, no es mi apellido real. 

Coma viene de las dos sílabas de mis apellidos: Correas, mi apellido paterno y Marín, el apellido de mi adorable madre. 

Coma. Que a su vez es un signo de puntuación muy importante en mi negocio. Una pausa cambia por completo el mensaje.

C’est tout!

Sí, porque siento que too much talking, así que…

Te presento varias opciones si has llegado hasta aquí:

Puedes seguir descubriendo…

O puedes…

…para preguntarme cualquier duda que tengas sobre mis servicios.

Puedes seguir descubriendo…

O puedes…

…para preguntarme cualquier duda que tengas sobre mis servicios.

Puedes seguir descubriendo…

O puedes…

…para preguntarme cualquier duda que tengas sobre mis servicios.

O si lo prefieres, puedes…

…y me cuentas tu historia, que seguro que mola mucho.

O si lo prefieres, puedes…

…y me cuentas tu historia, que seguro que mola mucho.

A bientôtt! See ya!